Etiquetas

56 ETNIAS Y SUS NOMBRES 7 razones para agradecer a China ASIA BUDISMO Beijing : parque temático chocolate Borges Oriente Muestra CALLE DE TAIWAN EN BEIJING CD: JAZZ EN SHANGHAI CHINA - OLIMPIADAS CHINA ENERGIA SOLAR CHINA Y TAIWAN INTENSIFICAN CONTACTOS COCINERO TEMPLO ARROZ ESCUDILLA COMENZÓ EL CICLO DE CINE DE COREA EN MAR DEL PLATA CONFUCIANISMO COREA CHILE UCLA CONGRESO SOBRE COREA EN CORDOBA - ARGENTINA COREA DESPEGAN DE LA CRISIS COREA: el texto de medicina antigua más importante.... China y Taiwan firman 70 acuerdos por 2.200 millones de dólares China- inversion en USA 2009 China: Dia de "Barrer las Tumbas" Coche eléctrico Chino E6 en Europa Corea Tigre de Nieve Corea independencia propuesta reunificacion Entrevista por60 Aniversario de la proclamación de la RPCh HONG KONG VIRTUAL Internet en Seul : hiperconexión Jackie Chan cancion Expo LIONEL MESSI Y LA MARCHA CHERY OPERATIVO SOL EN CHINA PARTIENDO AL 5to. ENCUENTRO NACIONAL DE ESTUDIOS COREANOS Paquetes desaparecen en Correo Argentino Predicciones año Tigre 2010 Reunion Apec y mensaje HU JINTAO SAMSUNG : empresa electrónica más grande del mundo Seúl conferencia Mundial Educación. Sorprendente: Ciudad ecológica en Corea del Sur TURISTAS CHINOS AL MUNDO Taipei y Pekín inician era del ECFA Taiwan Shanghai cordon unión Taiwan economia supera crisis Taiwan: Presidente Ma enfrenta oposición Taiwán sobresale en feria de inventos en Nuremberg Un mix de poesía china Yuan Flexibilizacion Junio 2010 escultura por la paz futbol China excelencia cataluña http://www.npm. gov.tw/exh96/ orientation/ flash_4/index. html reiterando pronostico año del Tigre para Argentina

domingo, 14 de diciembre de 2008

YUE MINJUN y otros: Arte contemporáneo chino




Yue Minjun es una figura líder en lo que se llama "Realismo Cínico"· Esta fotografía de una pintura de principio de los '90s, representa claramente este tipo de realismo burlón.

El realismo Cínico es una tendencia artística que evolucionó desde el Tienanmen de 1989, al cierre de la muestra “China Avant Garde” en la Galería Nacional de Beijing. Yue Minjun desarrolla un estilo con humor, cinismo, colores muy vívidos y girando sobre la centralidad del individuo per se. Este artista y su peculiar estilo, han posicionado al arte contemporáneo chino, en las mejores galerías de arte del mundo.

El retrato de Mujer china, de Feng Zhengjie – G Series 2007 Nº30 - Oleo, 1.50 x 1.50cm, nos muestra una faceta wharholiana del arte chino contemporáneo.

En un excelente artículo de Febrero de 2008,de EL PAIS, podemos leer un claro análisis sobre la "contemporaneidad" del arte chino :
China ocupa ya el tercer puesto en el mercado mundial del arte, posición de la que desbancó el pasado año a Francia. Según un informe del índice Artprice, el crecimiento es tan espectacular que ya hay 36 artistas chinos situados entre los 100 más cotizados del planeta (una obra de Cai Guoquiang vendida por 5,8 millones de euros tiene el récord entre los artistas chinos). Las transacciones no se producen sólo en las salas americanas e inglesas, sino también en las chinas, que cada vez ganan más presencia y poder.

"El mercado allí está muy caliente", dice una galerista de Hong Kong
Parte de esta efervescencia comercial puede comprobarse en Arco, que hoy abre sus puertas al público general tras dos días dedicados a los coleccionistas. No es la primera vez que acuden galerías chinas a la feria, pero en esta edición la presencia es mayor; en total 10 galerías entre el programa general y el comisariado, y el interés del público también ha crecido, algo que demuestra que en 2008 estén previstas media docena de exposiciones de arte y arquitectura china en diversos museos españoles.
La regresión fue la tendencia principal del círculo de bellas artes en 2007, con exposiciones continuas como Memorias sobre las Exhibiciones Anónimas de Pinturas (1979), Mirada Retrospectiva a la Gran Exhibición de Bellas Artes de Vanguardia de 1985 y las Exposiciones Estrellas, Sueño del Arte Moderno de Qingdao en 1980, que provocaron sucesivas oleadas sociales que volvieron a hacer revistas dedicadas al arte contemporáneo chino de hace 30 años, cuando muchas muestras tenían que realizarse en sitios nada formales, e incluso algunas fueron prohibidas por el Gobierno.

Muchos creen que el desarrollo del arte moderno de China debe dividirse en cuatro periodos: de 1976 a 1984, de la post-Gran Revolución Cultural, de 1985 a 1989, la década del 90 y el final de los 90 hasta hoy. www.chinatoday.com.cn


Los puntos rojos en muchas galerías chinas, pese a la limitada presencia de los grandes nombres, dan fe del interés, que refleja también en la cada vez mayor presencia de creadores de este país en las salas occidentales.

"Los ojos del mundo están puestos hoy en China, por la economía, la política y, naturalmente, por los Juegos Olímpicos; el arte ha recogido este desafío y el mercado está muy, muy caliente", afirma la galerista Eliette Rosich, de la Chancery Lane Gallery de Hong Kong, ciudad en la que en mayo se celebrará la primera edición de una feria de arte que aspira a arrebatarle parte del pastel del pujante mercado asiático a las, aún primerizas, ferias de Shanghai y Pekín. "Confíamos en que al estar exentos de tasas atraeremos a muchos coleccionistas internacionales", afirma Rosich.

En su galería pueden verse las fotografías de Stanley Wong, que firma anothermountainman, conocido ya en Occidente por su presencia en la Bienal de Venecia de 2005. Las imágenes que presenta en Arco, de la serie Lanwei (entre 3.500 y 4.000 euros), muestran uno de los surrealistas contrastes de las ciudades chinas al situar escenas cotidianas en los esqueletos de los edificios a medio construir que, a veces de forma inexplicable, quedaron abandonados tras el estallido de la burbuja especulativa de los ochenta.

Es fácil ver otras muchas imágenes, de artistas chinos y occidentales, en los que se ve cómo la construcción de y en China no ha parado. Las fotografías de autores como Ángel Marcos o José Manuel Ballester, presentes en varias galerías, son buenos ejemplos de hasta qué punto fascinan estos nuevos paisajes.

El arte funciona, en cierta manera, como un espejo en el que buscamos la explicación de los cambios frenéticos de un país que crece a una velocidad de pánico. "Hace cinco años el arte contemporáneo era prácticamente minoritario y subterráneo en China, pero ahora empieza a convertirse en el dominante", afirma convencido Gu Zhenqing, director de la revista Visual Production, de Shanghai, que se edita en inglés y en chino y se estrena por primera vez en Arco. "Pero el sistema del arte es muy diferente del internacional. En Europa, por ejemplo, los artistas están apoyados por las galerías y en China la mayoría son salas surgidas hace pocos años, la mayoría hace dos o tres, por lo que los artistas han tenido que crecer y trabajar con el único apoyo de algunos comisarios, medios de comunicación o personas concretas. Esto ha hecho que el arte no sea tan comercial, aunque ahora, lamentablemente, algunos jóvenes artistas están entrando en esta línea más mercantilista. Pero crearemos un camino chino en el arte contemporáneo diferente al occidental. Japón y Corea lo copiaron todo, pero nosotros seremos más selectivos", añade.

Lo del "camino propio" lo asume también Li Ming, de la Beijing Art Now Gallery, para quien el mercado chino crece cada vez más: "Pero el precio del arte es desmesurado y por esto nosotros creemos que el desafío es apoyar a los jóvenes artistas chinos en lugar de apostar por el arte internacional, queremos mimar a los nuevos coleccionistas jóvenes que cada vez más están saliendo en nuestro país".

En su pabellón pueden verse obras a precio razonable, desde figuritas de guerreros a 400 euros, de Liu Puowang, a cuadros de imágenes sensuales sobre tela prensada de Li Bo, con precios de entre 2.000 y 20.000 euros, muchas ya con el punto rojo.

"Por descontado China es cada vez más importante en el mundo y es lógico que el arte también interese más", comenta el galerista Xin Dong Cheng, con tres galerías en el 798 Art District de Pekín (una antigua zona industrial reconvertida en una especie de Soho a lo grande) que exhibe en Arco obras de Li Ji (un curioso e irónico óleo en el que la escultura del Quijote de Madrid va acompañada de un oso panda) o de Luo Brothers, tres hermanos que combinan imágenes tradicionales con los símbolos del consumismo que invade la sociedad china. "La sociedad se mueve muy rápido y, en cierto modo, estamos construyendo el futuro", concluye el galerista.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicitaciones por traer al Blog este tema. no se conoce nada de el arte chino contemporaneo. Se quedaron en la porcelana Ming - Felicitaciones y adelante, Hector el colombiano.

Esteban dijo...

Felicidades. Una buena revisión del arte chino contemporáneo. Si te interesa profundizar, yo sigo el panorama desde China: http://beijingdangdaiyishu.blogia.com/ Si necesitas algo, no dudes en contactar.